Fotografía

Mi Galería fotográfica en Flickr

Breve historia

Otra de mis grandes aficiones es la fotografía. Si bien empecé muy jovencito con mi primera cámara, es cierto que nunca he llegado al nivel de obsesión ni conocimiento que tengo con el cine en casa, que es mi verdadera pasión. Simplemente, me lo paso bien haciendo fotos, pero sin ninguna pretensión.

Mi primera cámara, en 1980, fue una Kodak Pocket A-1 de formato 110. Con ella hice mis primeros pinitos, muchas veces con carretes de B/N y con más pretensiones que posibilidades podía dar la cámara. Son imágenes que aún guardo, 30 años después, con mucho cariño y recuerdos de aquella época. Mis veraneos, la playa, la montaña, amigos que dejé de saber de ellos y otros con los que aún conservo amistad. Todo está inmortalizado y guardado a buen recaudo. La calidad de las fotos era demencial. El formato 110 no daba para mucho y la óptica de la pequeña Kodak tampoco ayudaba demasiado. Las fotografías se pasaban usando una rueda dentada, no existía absolutamente ningún ajuste y la superficie vista en el visor (siempre distorsionada) nunca correspondía con lo impresionado en el carrete.

Las imágenes resultaban faltas de color y con escasa nitidez,  Además, los pequeños carretes encerrados en sus carcasas eran caros y uno no podía estar disparando fotos a diestro y siniestro. Un carrete de 24 daba para muchos, muchos días. El presupuesto disponible y la forma de entender la fotografía eran otros, muy distinto a las posibilidades actuales, dónde con la tecnología digital puedes hacer 100 fotos en un rato y "gratis"

En 1986, aprovechando un viaje de mis padres a Canarias, conseguí mi primera réflex en 35mm. Una Praktica B-100 (originaria de la antigua Alemania Oriental) con un objetivo Pentacon de 50mm f/2.4. La cámara era semiautomática, lo que significa que seleccionando la apertura del diafragma, era capaz de modificar la velocidad de obturación para que la exposición fuera la adecuada. Dicha velocidad se reflejaba en una escala de pequeños led´s rojos en el lado derecho del display. ¡¡¡Todo un invento!!!. Por supuesto también tenía un modo totalmente manual, temporizador mecánico y corrección de la exposición en +- 2 puntos con pasos de medio punto.

Esta cámara ya era "de verdad". Había que corregir, había que enfocar (enfoque manual), se podía jugar con la profundidad de campo, etc. Tengo buenas fotos hechas con ella. No obstante, la economía tampoco era muy boyante por aquel entonces y los carretes de 35mm seguían siendo caros y los revelados más aún. Cada foto había que "currársela" para que las posibilidades de éxito fueran las máximas posibles.

En 1987, aprovechando un viaje a Ceuta, compre mi primer flash con doble haz (Londa AP808SS), regulable y con variación de la óptica para adecuarse a tomas en macro o tele. La inclusión del flash mejoró drásticamente la fotografía de interior y los contraluces, aunque no había comunicación posible entre el flash y la cámara, todo había que hacerlo de forma manual. Además, el aspecto de la cámara con el flash montado en la zapata era de lo más "profesional". Pesaba como un muerto pero "molaba mucho"

Estuvo muchos años aguantando con la Practika sin ninguna modificación ni objetivo nuevo. Pronto aparecieron las famosas autofocus de "apuntar y disparar" con flash incorporado que hacían unas fotos más que dignas de manera rápida y sobre todo eran mucho más ligeras. Entre la Praktica y las Olympus de mis padres y la de por entonces mi novia pasé la década de los 90 haciendo fotos analógicas

Preparándome para el nacimiento de mi primer hijo Alejandro y, aprovechando que las cámaras digitales empezaban a tener precios razonables, en mayo de 2002 compré mi primera cámara digital, una Kodak EasyShare DX 3600 de 2,2 Mp y zoom óptico de x2 (35-70mm) lo que me permitía hacer en papel copias de alta calidad (300ppp) en tamaño 10x15.

La cámara tenía un retraso de disparo considerable, por lo que era difícil conseguir una foto de movimiento en condiciones. Además, entre foto y foto había que esperar unos 5 segundos, lo que hacía que perdieras el momento "mágico" cuando el peque hacía la gracia. Consumía mucha batería. Con baterías recargables era difícil hacer más de 50 ó 60 fotos así que tenías que ir siempre con pilas recargables de sobra. Prácticamente no existían ajustes de ningún tipo y tanto el enfoque, como la exposición y apertura de diafragma se hacían de forma totalmente automáticas. La pantalla de visualización era pequeña y de mala calidad...

Pero hacía fotos muy buenas, con colores saturados, vivos y muy contrastadas y con una nitidez más que aceptable. A día de hoy sigue operativa en casa y la usa Alejandro para hacer fotos.

En Septiembre del 2005 decidí dar un paso más en la búsqueda de una cámara fotográfica versátil, cómoda, con autonomía y con una buena calidad de imagen. Compré una Sony Cyber Shot DSC T5 con óptica Carl Zeiss, 5.1 Mpixels y zoom óptico x3. Una cámara rápida, con buena autonomía, muy cómoda de llevar, con bastantes funciones manuales... Pero con una calidad, desde mi punto de vista, absolutamente penosa. Nunca salieron las fotos nítidas, lo colores eran lavados, sin vida y las imágenes absolutamente planas. Creo que no volveré a comprarme una cámara de fotografía de Sony nunca más

Desesperado con la calidad de la Cyber Shot, se la dí a mis padres (a ellos les venía muy bien y de hecho aún la conservan a día de hoy) y volví a la marca que me había dado tantas satisfacciones. En junio de 2007 adquirí una Kodak EasyShare P850, con óptica Scheneider y un estupendo zoom óptico x12 que abarcaba desde los 36 hasta los 432mm. De fábrica tenía grandes problemas de enfoque y mucha lentitud con el zoom pero Kodak sacó rápidamente una actualización de su firmware que hizo que esos problemas desaparecieran casi en su totalidad aunque siempre fue una máquina lenta en enfoque.

A pesar de sus escasos 5.1 Mpixel, la cámara solo me dio satisfacciones en los más de 2 años y medio que la tuve. Tan solo le eché en falta su escaso gran angular (esos 36mm se quedaban muy cortos para tomas de interior y grandes panorámicas) y sus malas cualidades para fotografía macro (era difícil enfocar a menos de 30 cm así que poco se podía hacer)

La P850 era "casi" una réflex, en el sentido de que tenía visor (electrónico, eso si) y modos de prioridad a la apertura/velocidad, P y uno totalmente manual "M" dónde podías ser realmente creativo. Su nitidez y colorido de las fotografías era muy bueno, tanto que aún me sorprendo de alguna toma realizada con la maquinita.

Desde julio de 2011 y para aprovecharla este verano, hemos comprado una pequeña Canon IXUS 115 HS que la verdad es que me ha dejado muy buen sabor de boca. Es rápida, sensor CMOS de 12 Mp, pantalla de 3", un gran angular de 28 mm suficiente, muchos modos creativos y una sorprendente capacidad para grabar video FullHD 1080p@24Hz con una calidad más que aceptable. Una pequeña maravilla que me hace no tener que llevar la réflex a todos los sitios y disfrutarla más en los momentos "importantes". Como punto débil, decir que en la grabación de vídeo la batería se acaba más rápidamente de lo deseado.

Mis antiguas cámaras analógicas

Kodak Pocket A-1 (1980-1986)

La cámara de mi niñez
La calidad era mala a más no poder pero como iba yo con mi cámara con carretes de color... ¡¡¡Y alguna vez le ponía hasta un flash!!!
 




Praktica B-100 + Objetivo Pentacon de 50mm f/2.4
(1986-2002)

Mi primera réflex
Colgada al cuello parecía todo un profesional. Con el flash doble que compré ya era algo espectacular
 

Mis antiguas cámaras digitales

Kodak EasyShare DX 3600 (2002-2005)

Mi primera cámara digital.
¡¡ Que lenta pero que buenas fotos con solo 2 Mpixels hacía !!!

Sony Cyber Shot DSC T5 (2005-2007)

La gran decepción
¿¿¿ Sony=calidad ???Vaya porquería de cámara. No volveré a comprar una cámara Sony en la vida

Kodak EasyShare P850 (2007-2009)

Mi primera compacta avanzada.
Aún con algún defectillo, una maravilla de cámara y un buen aperitivo para dar el salto al mundo réflex digital.

Canon EOS 450D (2009-2013)

Mi primera cámara Réflex Digital.
¿Que puedo decir? Contentísimo con ella. Rápida, muy ergonómica y bastante ligera. Con ella aprendí los fundamentos de la fotografía réflex digital y gracias a ella me enganché a este mundillo. Como punto débil, un ruido un poco elevado a partir de 800 ISO

Canon IXUS 115 HS (2011-)

Un juguetito ligero y muy potente.
Nos la hemos comprado como segunda cámara ligera para cuando salimos y no tengo ganas de llevar la réflex a cuestas. Es rápìda de puesta en marcha y enfoque, hace fotos razonablemente buenas a 12 Mp, tiene muchos modos creativos y graba video a 1080p y 24 fps con calidad sorprendente. Lo mejor: No pesa nada y es muy, muy pequeña.

El equipo principal de fotografía

Y llegamos a lo que casi con toda seguridad será mi equipo Réflex durante bastantes años. Si, ya sé que siempre se dice lo mismo pero en esto de la fotografía Réflex, al contrario que en otras aficiones que tengo, mi afán perfeccionista no es muy elevado y seguro que el equipo actual me satisface durante mucho, mucho tiempo

Estos son los componentes de mi equipo actual, el cual me tiene, como ya he dicho antes, totalmente satisfecho y con el que espero tirar una temporada haciendo pocos cambios. Empecé en Diciembre de 2009 y lo que queda. La EOS 7D la adquirí en febrero de 2013 aprovechando una oportunidad que no pude desperdiciar

 

Cuerpo Canon EOS 7D

- Formato: APS-C
- Sensor: Tamaño 22.2 x 14.8 mm (Factor de amp. 1,6x) 
- Resolución: 18 Mpixels
- Puntos de enfoque: 19 puntos
- Velocidad Obturación: 1/8000 a 30s
- Sensibilidad ISO: de 100 a 12800
- Ráfaga: 8 fps
- Peso: 820g
- Cuerpo de magnesio totalmente sellado.
 

Observaciones: Mi actual cámara Réflex digital. ¡¡Maquinón!!. Con esta cámara entras de lleno en el mundo semi-pro de la fotografía réflex. Rapidísima, muy ergonómica, llena de funciones y parametrizable hasta casi el infinitode. Pasará mucho tiempo hasta que yo la domine a ella (de momento es más bien al contrario)
 

Objetivo Canon EF-S 15-85 IS USM

- Tipo: Todo Terreno
- Equivalencia en 35: 24-135 mm
- Apertura máxima: 3,5-5,6
- Enfoque: Tipo anillo ultrasónico USM
- Estabilizador: de 4 pasos
- Peso: 575g


Observaciones: Excelente objetivo para el día a día, con un gran angular más que suficiente y un tele con el que abarco la gran mayoría de fotos que necesito. el complemento perfecto para la 7D
 

Projecta SlimScreen

Objetivo Canon EF 100 USM Macro


- Tipo: Focal fija. Macro
- Equivalencia en 35: 160 mm
- Apertura máxima: 2,8
- Enfoque: Tipo anillo ultrasónico USM
- Estabilizador: NO
- Peso: 600g
 

Observaciones: Objetivo buenísimo para macro y retrato. Su larga distancia focal hace que no tengas que acercarte demasiado para tomar una foto lo cual es ideal para fotografiar insectos o pequeños reptiles sin que se asusten. Su nitidez es pasmosa, al mismo nivel de la serie "L" de Canon. La pena es que no tenga estabilizador así que las fotos con buen pulso e idealmente con trípode.

Objetivo Canon EF 70-300 IS USM

- Tipo: Tele Zoom
- Equivalencia en 35: 112-480 mm
- Zoom: 4,3x
- Apertura máxima: 4-5,6
- Enfoque: Tipo anillo ultrasónico USM
- Estabilizador: de 4 pasos
- Peso: 630g
 

Observaciones: Un buen zoom, con amplio rango focal, sobre todo montado en APS-C. Enfoque muy rápido y bastante nitidez (aunque su calidad varía notablemente dependiendo de la apertura del diafragma que utilices)
 

Objetivo Canon EF 50 1.8 II

- Tipo: Focal fija
- Equivalencia en 35:  80 mm
- Apertura máxima: 1.8
- Enfoque: Motor estándar
- Estabilizador: NO
- Peso: 130g
 

Observaciones: Un objetivo con una terminación en plástico bastante mediocre y sin estabilización, pero con una relación calidad/precio asombrosa (es muy económico) y una ligereza y luminosidad más que importantes. Ideal para retratos y fotografía interior debido a su notable luminosidad y a su bonito desenfoque.
 

 

Flash Canon SpeedLite 430 EX II

-
Número guía (por 100 ISO): 43 (a 105 mm)
- TTL: Aplicable a todas las cámaras EOS
- Cobertura (mm): 14 - 105.
- Alimentación: 4 pilas tipo AA (6V) o baterías Ni-MH (4,8V)
- Dimensiones (mm): 72 x 122 x 101 mm
- Peso (g): 320 g


 

Observaciones: Pues muy poca experiencia con él aún. En principio debería ser un flash más que suficiente para todas mis necesidades tanto presentes como futuras

 

Lowepro Pro Runner 200 AW

- Mochila de tamaño medio muy compacta
- Totalmente compartimentable
- Funda estanca para lluvia incorporada
- Peso: 1 Kg

Samsonite Samoa Zoom 130

- Útil para el cuerpo y un objetivo + parasol incluido



Observaciones:
Una mochila muy cómoda, resistente y suficiente para llevar el cuerpo de la cámara, un objetivo montado, 2 objetivos de medio tamaño, un flash, y parasoles. Permite incluso llevar el trípode. Además tiene bolsas extras para el cargador, batería de repuesto y algún pequeño accesorio, etc. De momento muy contento con ella y al llevarla a la espalda, no pesa nada. Lo malo es que el acceso al interior no es rápido pero bueno a mí, en particular es algo que no me importa
 

Trípode Hama Star 61

- Cabezal 3D
- Ajuste continuo variable de la columna central
- Patas de aluminio de 20mm con pies de goma
- Longitud mínima: 60 cm
- Longitud máxima: 153 cm
- Peso: 1,2 Kg
- Peso máximo soportado: 3 Kg
- Incluye bolsa de transporte



Observaciones:
Un trípode sin ninguna pretensión, absolutamente barato y de "juguete", útil para hacer pruebas tranquilas y poco más. Cuando vea si esto del trípode es lo mío, ya me compraré uno en condiciones pero de momento me basta y me sobra.
Próximas adquisiciones
Aunque como ya he dicho, mi obsesión por la fotografía no llega a los niveles de la de otras aficiones como el Home Cinema, es cierto que a lo largo de este año algún trípode más decente para hacer macro. Pero sobre todo, lo que quiero hacer este año es aprender y sacar provecho al equipo que tengo.
 


Mi Galería fotográfica en Flickr

 


(c) 2001, 2013. Página realizada por alguien en algún lugar